¿Sabes cuál es tu colchón ideal? (II Parte)

May 21, 2018 | Colchones

En el post anterior te dábamos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu colchón ideal. Hoy queremos profundizar un poco más en esta idea y dejarte algunos consejos para facilitarte la tarea.

Existe una gran variedad de colchones

Los fabricantes de colchones han evolucionado y en la actualidad se aplican novedosas técnicas en la elaboración, lo cual hace que existan una gran variedad de colchones con diferentes materiales. Algunos de los más vendidos son los de muelles y espuma y es que, a pesar de lo que podáis pensar, los colchones de muelles ya no son como antes. Ahora con la unión de varias capas, se consigue que el colchón se ajuste mejor a tu cuerpo y sea más firme.

Dentro de las diferentes gamas de colchones de muelles, podemos encontrar los:

  • “Bicónicos”: Estos colchones contienen núcleo con muelles metálicos situados en vertical que se estrechan en la parte central y que están unidos por hilos metálicos.
  • “De hilo continuo”: En este caso un único hilo de acero conforma un muelle, como su propio nombre indica, continuo y eso les hace tener mucha consistencia y firmeza.
  • “Muelle ensacado”: Los muelles se encuentran localizados en pequeños grupos, segmentados por todo el colchón. Lo que hace que estos colchones ofrezcan una gran adaptabilidad y firmeza media.

Este último suele ser el colchón más barato, aunque el precio definitivo dependerá de varios factores como: el número de muelles que incluya, su disposición y los tejidos utilizados.

Los colchones de muelle ensacado son los más recomendados para personas con sobrepeso o con dolores de espalda.

En el caso de los colchones de espuma existen dos opciones:

  • “Espumación HR”: Las siglas de su nombre corresponden al término en inglés High Resilience (Alta resistencia). Pueden soportar una gran presión y se caracterizan por su gran adaptabilidad, firmeza, ventilación y duración.
  • “Viscoelástica”: Destacan por ser extremadamente adaptables y pueden sostener mucha presión sin perder su forma original. Debido a esto son muy recomendables para personas con dolores musculares o huesos. Tienden a rodear el cuerpo, por lo que algunas personas pueden tener la sensación de que se hunden ligeramente. Por último, hay que tener en cuenta también que este tipo de colchones no suelen ser económicos, dan más calor y no permiten que el cuerpo transpire.

 

Otro tipo de colchones

Además de los colchones de muelles y espuma, podemos encontrar otros tipos de colchones, como los de látex con un material que se amolda muy bien al cuerpo, absorbe el movimiento y tiene un nivel firmeza media. O los colchones de lana, más tradicionales y duros. Se acoplan al cuerpo de la persona con el paso del tiempo.

En este post hemos obviado algunos colchones como los hinchables o los de agua porque queremos que descanséis bien … ;P

En la tercera entrega de este artículo os traeremos consejos de expertos con los que terminaremos de definir cuál es tu colchón ideal.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Podemos ayudarte?